Vagones ¿al río?

El martes 28/6, un tren de mercancías vacío, descarriló en su camino a la estación de Sobradelo, en Ourense. El trabajador afortunadamente, no sufrió ningún daño. Algunos de los vagones se devolvieron a las vías, pero 2 de ellos se tiraron al río Sil el pasado domingo 2 , para sacarlos de alguna forma, aguas abajo. La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (organismo competente en materia de aguas), no dió el visto bueno para la acción, pero igualmente se llevó a cabo. Parece que Adif ha reculado, y además de abrir una investigación interna va a retirar los vagones (con una complicación logística e impactos ambientales  mayores que si se hubieran desmantelado los trenes en un inicio).

Adif, una empresa pública que lleva años camino de la privatización (sobre todo alrededor del AVE), es responsable de la falta de mantenimiento en vías como las que hicieron descarrillar este tren, y a la hora de afrontar el coste de la retirada de los vagones, se antepuso el interés económico sobre el impacto hacia el patrimonio común que es el río.

Pero, ¿qué impactos puede tener echar un vagon al río?. Aunque ya se ha anunciado su retirada, repasamos los potenciales impactos sobre el río (Imagen 1) aunque estimar su magnitud y la escala a la que pueden darse es bastante complicado. 

Imagen 1. Los potenciales impactos del vertido de vagones al río Sil, Ourense.
  • En el deslizamiento del vagón hacia el río:
    • Daño sobre la vegetación de ribera, que además de suponer un hábitat clave para la fauna asociada al río, genera sombra en el cauce y refresca el ambiente, ayuda a disminuir la velocidad de la corriente durante las crecidas y hace que la erosión sea menor, contribuye a la infiltración del agua en el suelo durante las lluvias, aumenta la estabilidad del sustrato, su hojarasca aporta un importante recurso trófico al río…
    • Erosión del talud y aporte de sedimentos al río. Además, con las turbulencias generadas con la caída del vagón, la turbidez del agua aumenta (“aguas enlodadas”), y con ello disminuye la entrada de luz y la producción fotosintética, y por ende la disponibilidad de oxígeno para la fauna. 
  • En el río: 
    • Se alteran los flujos hidráulicos en el cauce, y por ende, la distribución de hábitats para la fauna y flora acuática.
    • El vagón, podría funcionar como una trampa de sedimentos y alteraría, aunque a una escala pequeña, el flujo de caudales sólidos. 
    • Contaminación por metales, pinturas,  grasas en los ejes del vagón(unos 160 kg), valvulina (en los ganchos de tracción), y el amianto de las pastillas de freno. Todos estos compuestos, en forma de contaminación difusa a lo largo del río (Sil, y Miño tras la confluencia), podrían  aumentar la concentración de metales pesados y de compuestos orgánicos tóxicos, en el agua, sedimento y tejidos de los organismos. Los organismos pueden sufrir deformidades y podría aumentar las tasas de mortalidad de invertebrados. La abundancia, desplazamiento y emergencia de invertebrados también se verían modificados.
    • Las pequeñas partes del vagón (tornillos, tuercas…), junto con la contaminación difusa anterior, se irían repartiendo por el lecho del río, haciendo su retirada  inviable en el largo plazo. Los metales en el río podrían producir cortes en los peces, o quedar atrapados entre los recovecos del vagón.
  • Impacto visual y paisajístico

Los ríos tienen una gran capacidad para diluir y dispersar los eventos de contaminación puntual como este, y la presencia de presas y otros obstáculos transversales pueden retener los grandes trozos de metal y piezas arrastradas por la corriente. Sin embargo, hay otros compuestos contaminantes (pinturas, amianto, grasas, valvulina) que pueden recorrer kilómetros. Por lo tanto, es difícil estimar la longitud del cauce que sufriría las consecuencias si no se retiraran los vagones. 

Aunque este vertido vaya a solucionarse, es importante tener en cuenta que los vertidos sobre los ríos pueden tener consecuencias devastadoras. 

Noticias:

La voz de galicia. Adif tira al Río Sil dos vagones de un tren descarrillado (enlace).

ADEGA (Asociación para a Defensa Ecolóxiga de Galiza) insta a Fiscalía a investigar a ADIF por presunto delito ambiental por tirar dos vagones de tren al río Sil (enlace).

Video (La Vanguardia) sobre la caída de los vagones al río Sil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s